EL VIAJE

La vida de Sandra cambio cuando con solo 18 años,se traslado´ a la capital.¡En el pueblo no hay futuro!- Le decía constantemente a su padre-.Este a su vez, intentaba convencerla de lo contrario, tal vez egoístamente ya que desde que murió su esposa,Sandra había sido para él su apoyo y su única compañía.Cuando Sandra llego a la ciudad todo era desconocido para ella,nunca había salido del pueblo y el bullicio de la capital provocaba en su interior un torbellino de emociones.Sandra tenia un deseo por encima de todo,llegar a ser una gran modelo.En el pueblo todos la decían que tenia cualidades para ello,era una chica alegre, extrovertida y dinámica,su altura,su lindo rostro y su cuerpo escultural completaban el conjunto.Pero ella sabia que nada se consigue sin esfuerzo,para lograr su sueño debía de luchar por ello.Primero buscó un trabajo,con ello pagaría las clases donde acudia todos los días ,para asi conseguir el graduado escolar, como prometió a su padre.El paso siguiente seria buscar una buena agencia donde comenzar su carrera de modelo.Al año siguiente,la cara de Sandra llenaba los grandes carteles de la ciudad anunciando una prestigiosa marca de cosméticos.Una noche la empresa para la que trabajaba, promocionaba el lanzamiento de unos productos celebrando una gran fiesta,a la que Sandra acudió junto a sus compañeras de trabajo.Estaba radiante,su largo vestido negro se pegaba tanto a su cuerpo que parecía formar parte de él,y sus tacones de aguja causaban vértigo con solo mirarlos.A esa fiesta acudieron muchas personas,grandes empresarios, incluso algún personaje del mundo del famoseo.De pronto entre la multitud,un hombre bastante elegante,se acercó a Sandra exclamando:-¡llegas tarde!- Te llevo esperando toda la vida.Sandra sorprendida,se presentó,a tan atento galan.Estuvieron charlando toda la velada y finalmente quedaron en verse unos días después.


Pasó el tiempo y Sandra comenzó a sospechar de los negocios de su nuevo romance,demasiados viajes y mucho misterio.Hasta que un dia,se enteró por fin de la verdadera profesión de su amado.Pertenecia a una organización de proxenetas, que se dedicaban a negociar con el cuerpo de las mujeres poniendo de tapadera la agencia de modelos.Inmediatamente intentó hablar con el para recriminarle tal acción,pero el consiguió convencerla de que se mantuviera al margen.Aunque no fue asi,unos meses después y sin saber ni como Sandra se encontró metida en un terrible mundo de drogas y prostitución.Cortó radicalmente toda comunicación con amigos y familiares.Su cuerpo y su mente pertenecían completamente al mundo en el que se movía Rafael y sus hombres.Esa muchacha extrovertida alegre y dinámica se fue convirtiendo en una persona triste,apática y totalmente encerrada en si misma.Ni siquiera le preocupó el echo de no asistir al funeral por la muerte de su padre,al que adoraba.Su vida estaba rodeada de lujos,pero eso no llenaba el vacio de su corazón.Cada dia se preparaba concienzudamente para así atraer a sus clientes,aunque en su interior solo sentía un terrible asco hacia aquellos hombres con los que cada noche compartía algo más que una cama.
Pasaron los años y Sandra ya no era la jovencita de piel tersa y suave que se fué del pueblo para prosperar en la ciudad.Su cuerpo cambiaba con rapidez debido a la edad ,y en su cara aparecían las primeras huellas del paso del tiempo.Hacia ya años que abandono definitivamente a Rafael,debido a los malos tratos que sufria por su parte,y decidió seguir ejerciendo la prostitución por su cuenta,estuvo en varios clubs de carretera,pero últimamente pasaba las noches apoyada en algún coche,de una calle céntrica de la ciudad.Ya no ganaba lo suficiente para cubrir gastos,los lujos se habían esfumado,los clientes preferían a una jovencita de carnes prietas, en vez de una vieja arrugada y miserable.Intento salir de aquel mundo,pero a sus 68 años nadie quería contratarla,era demasiado tarde.Sandra se desesperaba imaginando su vejez,sola y suplicando limosna por las calles.Poco a poco su mente iba enfermando y a la vez enloqueciendo.Ya no cuidaba su imagen,abandonó su aseo,apenas comia y la mayor parte del tiempo lo dedicaba a recoger cacharros inservibles de la basura, que después almacenaba en su casa.En el barrio la apreciaban mucho,era una buena mujer siempre abierta a cualquier conversación,sus vecinos intentaron ayudarla en muchas ocasiones pero ella se les enfrentaba con furia apartando asi a la poca gente que le quedaba alrededor.La tristeza la envolvió por completo.Constantemente contaba a los vecinos,que estaba preparando un viaje,un viaje muy largo que la llevaría junto a la persona que mas la quiso y a la que ella había decepcionado.
Una mañana de primavera,se escuchó un golpe seco seguido de un terrorífico grito.
Sandra yacia sin vida en el suelo de la calle rodeada de gente que aturdida por el suceso,no entendían el porqué del terrible final de una gran mujer.